Las persianas siempre le dan un toque de decoración favorable a los interiores de las casas-habitación u oficinas, por esta razón le enumeramos algunos tipos que podría adquirir, según sus gustos.


Persianas automatizadas:  éstas permiten programar en qué momento del día se desea que entre más o menos luz. El dispositivo para la automatización se coloca en la correa o en el sistema de soporte de las persianas motorizadas.


Persianas horizontales o venecianas: se adaptan a cualquier estilo de interiorismo, con un sistema de rotación ajustable a cada momento de intensidad y ángulo de incidencia de los rayos solares.


Persianas enrollables: cubren con más eficiencia las ventanas e incluso las puertas, con lo cual también hay mejor protección de los rayos ultravioleta y a miradas ajenas.


Persianas blackout: son persianas parecidas a las enrollables, pero son oscuras, con lo cual no dejan de pasar la luz y son ideales para salas de junta donde se necesita conectar un proyector o para casas donde se tenga una sala de televisión totalmente equipada.


Persianas verticales: son persianas colgadas longitudinalmente de arriba hacia abajo y pueden fabricarse en tela, PVC, madera o aluminio.


Este artículo fue realizado con información de 20minutos.es.